Consultas e preguntas frecuentes sobre industria e pemes

Las respuestas a las consultas son orientativas y se basan en la normativa vigente en el momento en que la consulta fue planteada

La Orden SND/233/2020, de 15 de marzo, insta a las empresas que fabriquen o importen determinados productos, como clorhexidina, mascarillas, a informar al Ministerio de Sanidad sobre su capacidad de producción/importación. La información deberá facilitarse al Ministerio de Sanidad a través de la sede electrónica, en la que se ha publicado el formulario de "Declaración de información de productos de la orden SND/233/2020”. Acceso a la Sede del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social

Plazo vencido para dar las respuestas

Sí, ya que de la disposición adicional tercera del Real Decreto (suspensión de plazos administrativos) deriva la suspensión de los plazos de vigencia de permisos, autorizaciones, licencias, documentación acreditativa de cualquier extremo que requieran prórroga expresa o nueva autorización, quedando de esta forma en suspenso la actividad de las ITVs durante el tiempo del estado de alarma.
Respecto a las instalaciones de inspección técnicas de vehículos y establecimientos de venta de vehículos, se informa que los mismos entran dentro del alcance del artículo 10 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, no encontrándose incluidos en los establecimientos excepcionados y por tanto ambos tipos de instalaciones deben permanecer cerrados en tanto este en aplicación el estado de Alarma.
Dado que en aplicación de la disposición transitoria tercera del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, los plazos que impone la administración para efectuar la inspección quedan suspendidos en tanto este en aplicación el estado de Alarma, aquellos vehículos que les caduque la inspección en este periodo podrán circular sin problemas en cuanto a multas y seguros. Para más información consultar con la Dirección General de Tráfico y la Dirección General de Seguros respectivamente.

Una vez recibido informe de la Abogacía General del Estado en relación a la posibilidad de apertura de los talleres de reparación de vehículos en base al Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, tras la modificación operada por el Real Decreto 465/2020, de 17 de marzo, se concluye que los talleres de reparación de vehículos podrán permanecer abiertos, si bien no podrán desarrollar ni actividades de restauración o cafetería (para el caso de que las tuvieran), ni comercio de bienes al por menor que no se consideren esenciales.

Todo ello en base a cuatro argumentos jurídicos siguientes:

  • Los talleres de reparación de automóviles son establecimientos industriales, que desarrollan una actividad industrial y de prestación de servicios.
  • La situación de estado de alarma en la que el país se encuentra existen ciertos servicios esenciales que requieren el uso de vehículos. Por ello, es incuestionable que los talleres de reparación que se encarguen del mantenimiento y reparación de estos vehículos, han de permanecer abiertos.
  • En esta situación de estado de alarma es indispensable el mantenimiento del servicio de transporte terrestre a fin de garantizar el suministro de productos y bienes de primera necesidad.
  • El artículo 7 del Real Decreto 463/2020 admite el desplazamiento individual en vehículo para la realización de las actividades que en él se enumeran y el artículo 10, en coherencia con ello, permite la apertura de los establecimientos que suministren el combustible a tales vehículos, es razonable entender que los talleres de reparación de esos mismos vehículos pueden permanecer abiertos con el fin hacer posible su circulación para esos limitados fines establecidos en el artículo 7 del Real Decreto 463/2020.

El tráfico de camiones de áridos, cemento y hormigones está permitido, al no haberse prohibido las obras a las que transportan dichos materiales ni el transporte para garantizar el abastecimiento.

Explicación:

El Real Decreto 463/2020 limita la circulación de vehículos particulares a determinadas actividades (art. 7.2), pero no establece ninguna limitación al trabajo en obras y tampoco al transporte de los productos necesarios para desarrollar una actividad laboral.

El Real Decreto recoge la suspensión de apertura al público de determinados establecimientos, pero no prohíbe la actividad económica. Además, el artículo 14.4 del Real Decreto prevé que se pueda garantizar el abastecimiento, si es necesario incluso con la adopción de resoluciones del Ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana.

No obstante, la realización de la prestación de trabajo se realizará siguiendo siempre las recomendaciones del Ministerio de Sanidad para evitar concentraciones de personas.

No es obligatorio el cierre de las obras, pues no se ha suspendido expresamente esa actividad.

Explicación:

El Real Decreto 463/2020 recoge la suspensión de apertura al público de determinados establecimientos, pero no prohíbe la actividad económica y no establece ninguna limitación al trabajo en obras y tampoco al transporte de los productos necesarios para desarrollar una actividad laboral.

No obstante, la realización de la prestación de trabajo se realizará siguiendo siempre las recomendaciones del Ministerio de Sanidad para evitar concentraciones de personas.

No se ha prohibido dicha actividad, por lo que sí sería posible.

El Real Decreto 463/2020 recoge la suspensión de apertura al público de determinados establecimientos (art. 10.1), pero no prohíbe la actividad económica en general y no establece ninguna limitación al trabajo en talleres y tampoco al transporte de los productos necesarios para desarrollar una actividad laboral.

Tampoco prohíbe la instalación por parte de servicios profesionales.

No obstante, la realización de la prestación de trabajo se realizará siguiendo siempre las recomendaciones del Ministerio de Sanidad para evitar concentraciones de personas.

Además, el Ministerio de Sanidad podrá modificar, ampliar o restringir las medidas, lugares, establecimientos y actividades enumeradas en art. 10, por razones justificadas de salud pública (art. 10.6).

No es una actividad objeto de suspensión por el Real Decreto 463/2020, por lo que puede seguir operando.

El art. 10.1 del Real Decreto establece que se suspende la apertura al público de los locales y establecimientos minoristas, restringiendo la actividad comercial y enumerando también una serie de excepciones. Todo lo que no haya sido prohibido se entiende permitido, más aún si se trata de servicios auxiliares de establecimientos o servicios que permanecen abiertos y realizando su actividad habitual. 

Por consiguiente, no se ha prohibido la actividad de gestión de residuos procedentes de supermercados ni la recogida selectiva municipal, si bien se recuerda que “en cualquier desplazamiento deberán respetarse las recomendaciones y obligaciones dictadas por las autoridades sanitarias” (art. 7.3). Por otra parte, “se evitarán aglomeraciones y se controlará que consumidores y empleados mantengan la distancia de seguridad de al menos un metro a fin de evitar posibles contagios” (art. 10.2).

Siempre que se cumplan las condiciones de seguridad e higiene, no existe impedimento a la realización de esas actividades, en la medida en que lo que suspende el Real Decreto 463/2020 en su art. 10.1 es la apertura al público de los locales y establecimientos minoristas, no cualesquiera actividades.
No existe impedimento a la realización de esas actividades, en la medida en que lo que suspende el Real Decreto 463/2020 en su art. 10.1 es la apertura al público de los locales y establecimientos minoristas, no cualesquiera actividades.

No es una actividad objeto de suspensión por el Real Decreto 463/2020, por lo que puede seguir operando.

El art. 10.1 del Real Decreto establece que se suspende la apertura al público de los locales y establecimientos minoristas, restringiendo la actividad comercial y enumerando también una serie de excepciones. Todo lo que no haya sido prohibido se entiende permitido, más aún si se trata de servicios auxiliares de establecimientos o servicios que permanecen abiertos y realizando su actividad habitual (en el caso de los talleres, es así de conformidad con la Orden TMA/259/2020, de 19 de marzo, por la que se dictan instrucciones sobre transporte por carretera). 

Por consiguiente, no se ha prohibido la actividad de gestión de residuos procedentes de talleres, si bien se recuerda que “en cualquier desplazamiento deberán respetarse las recomendaciones y obligaciones dictadas por las autoridades sanitarias” (art. 7.3). Por otra parte, “se evitarán aglomeraciones y se controlará que consumidores y empleados mantengan la distancia de seguridad de al menos un metro a fin de evitar posibles contagios” (art. 10.2).

Sí, acreditando causa de fuerza mayor, lo que está sujeto a la apreciación de la autoridad laboral.

Es de aplicación el art. 22.1 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19:

Las suspensiones de contrato y reducciones de jornada que tengan su causa directa en pérdidas de actividad como consecuencia del COVID-19, incluida la declaración del estado de alarma, que impliquen suspensión o cancelación de actividades, cierre temporal de locales de afluencia pública, restricciones en el transporte público y, en general, de la movilidad de las personas y/o las mercancías, falta de suministros que impidan gravemente continuar con el desarrollo ordinario de la actividad, o bien en situaciones urgentes y extraordinarias debidas al contagio de la plantilla o la adopción de medidas de aislamiento preventivo decretados por la autoridad sanitaria, que queden debidamente acreditados, tendrán la consideración de provenientes de una situación de fuerza mayor, con las consecuencias que se derivan del artículo 47 del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por el Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre.

Dado que los establecimientos de venta de vehículos entran dentro del alcance del artículo 10 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, no encontrándose incluidos en los establecimientos excepcionados y, por ello, deben permanecer cerrados en tanto esté en aplicación el estado de alarma, se informa que, en espera de una solución a escala europea, los periodos de fin de serie, establecidos en los correspondientes actos reglamentarios, quedan prorrogados por el mismo periodo que aquel durante el cual esté en vigencia el estado de alarma.

Formulario de Contacto

Por favor, rellene el siguiente formulario.