Inspección de Telecomunicaciones

Inspección de los servicios y de las redes de telecomunicaciones

El despliegue de redes de nueva generación ofrece servicios innovadores y tecnológicamente más adaptados a las necesidades de los ciudadanos, al mismo tiempo que contribuyen al crecimiento económico del país. Un elemento de gran importancia que facilita la extensión de las redes de nueva generación es la incorporación de una Infraestructura Común de Telecomunicaciones (ICT) en el interior de los edificios de nueva construcción, y la instalación de tramos finales de redes fijas de acceso ultrarrápido en edificios ya construidos.

La normativa sobre ICT en los edificios para el acceso a los servicios de telecomunicación tiene como objetivos esenciales, por una parte, garantizar el derecho a acceder a los diferentes servicios de telecomunicación a través del operador elegido y, por otra parte, procurar que todos los operadores de servicios dispongan de derechos equitativos para el uso de dichas infraestructuras, que les permitan tener acceso a sus potenciales clientes.

Con este fin se debe dotar a los edificios de unas infraestructuras apropiadas, promoviendo el uso compartido de dichas infraestructuras y asegurando que una adecuada calidad de servicio. Estas características deben detallarse en los proyectos técnicos de las redes de telecomunicación que vayan a instalarse en el interior de los edificios, y deberán venir reflejadas en el boletín de instalación y en el protocolo de pruebas que se realicen una vez finalizada la instalación. Estos tres documentos deben presentarse en la Sede Electrónica del Ministerio.

Con objeto de verificar el cumplimiento de la implantación de las redes de nueva generación, las Jefaturas Provinciales de Inspección de Telecomunicaciones pueden realizar comprobaciones, inspecciones o auditorías de las redes de telecomunicaciones en el interior de edificios y de los servicios que prestan.