Gabinete de prensa

A Noite dos Tambores de Mula, declarada Festa de Interese Turístico Internacional

Turismo | 31/03/2022

Trátase dunha das manifestacións culturais máis singulares e con máis arraigamento desta localidade murciana

Cada Mércores Santo tócanse os tambores de forma ininterrompida durante 16 horas

La Noche de los Tambores de Mula (Murcia) ha obtenido el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico Internacional con la firma de la declaración por parte del secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, tras comprobar que la solicitud cursada por el Ayuntamiento de la localidad cumple los requisitos establecidos en la Orden ICT/851/2019, de 25 de julio.

“Patrimonio Inmaterial de la UNESCO desde el año 2019, la Noche de los Tambores constituye la manifestación cultural con mayor singularidad, originalidad y arraigo en Mula. El escenario en el que se desarrolla, las calles del casco histórico de la localidad, declarado Conjunto Histórico Artístico, no hace sino reforzar aún más su indudable atractivo turístico”, ha valorado el secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, que ha comunicado la noticia al alcalde de Mula, Juan Jesús Moreno García, y al delegado del Gobierno en la Región de Murcia, José Vélez, en una reunión en Madrid. 

Protesta popular en el siglo XIX

La costumbre de andar con tambores en Mula durante la Semana Santa se remonta al menos al año 1859, según ha quedado acreditado documentalmente. Entonces, se trataba de una costumbre considerada incorrecta tanto por el poder civil, que emitía prohibiciones al respecto, como el eclesiástico. 

Hoy ya no se trata, como en origen, de una fiesta con contenido de protesta contra las instituciones. Ahora bien, sigue manteniendo su carácter eminentemente popular, sin pregones ni representación política ni religiosa de ningún tipo, de manera que todos sus participantes, sean quienes sean, intervienen en pie de igualdad. Así, en la Noche de los Tambores no hay más rito que el que marca el inicio de la fiesta cada Martes Santo a las 12 de la noche, cuando miles de tamboristas reunidos en la Plaza del Ayuntamiento y vestidos con túnicas negras empiezan a hacer sonar las cajas de sus tambores al toque de la corneta, y así seguirán de manera ininterrumpida durante 16 horas, hasta las cuatro de la tarde del Miércoles Santo. 

El episodio se repite en Viernes Santo y Domingo de Resurrección dentro de los horarios que la Alcaldía establece y difunde antes del comienzo de la Semana Santa. Desde el año 2001, se viene celebrando también una tamborada infantil en la mañana del Viernes de Dolores.

Fiel a su tradición popular, cualquier visitante puede vivir la fiesta como un lugareño más, ya que tanto la túnica típica como un tambor y palillos pueden adquirirse con facilidad y a precios asequibles en la localidad esos días, incluso en la misma Noche de los Tambores. 

Requisitos para ser Fiesta de Interés Internacional

Para obtener el reconocimiento de Fiesta de Interés Internacional es preciso contar previamente con la distinción de Fiesta de Interés Nacional. Así, se debe acreditar el origen, antigüedad y raigambre tradicional de la fiesta, al igual que su originalidad, valor cultural, el alto grado de participación ciudadana y su gran alcance como atractivo turístico.

También es necesario demostrar que se trata de una festividad que se viene celebrando de manera continuada en el tiempo (sin interrupciones que superen los cinco años entre una edición y otra) y probar que se cuenta con establecimientos suficientes (tanto de alojamiento como de otros servicios) para recibir la afluencia prevista de visitantes y turistas.

Junto a todo ello, se exige haber conseguido un mínimo de diez impactos relevantes (no meras menciones, sino un tratamiento específico de la fiesta) en medios de comunicación de uno o varios países extranjeros.