Gabinete de prensa

Reyes Maroto analiza en la Mesa de la Automoción el PERTE para el vehículo eléctrico y conectado

En Valladolid

Industria | 27/07/2021

La Mesa será protagonista en la estructura del proyecto como órgano de gobernanza dentro de la Alianza para el vehículo eléctrico y Conectado

En el encuentro han participado el presidente de la Junta de Castilla y León, la ministra de Ciencia e Innovación, representantes del sector, sindicatos y las CCAA

La ministra ha destacado el importante papel de Castilla y León en el desarrollo de alianzas estratégicas que marcarán la movilidad del futuro

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha participado en Valladolid en una nueva reunión de la Mesa de la Automoción, donde ha analizado junto a las Comunidades Autónomas, las federación sindicales de industria y las asociaciones empresariales más representativas del sector de automoción, los detalles del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) del vehículo eléctrico y conectado, aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 13 de julio.

El encuentro, celebrado en la Delegación del Gobierno en Castilla y León, ha contado con la participación del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, y también han asistido el Delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo y el subdelegado de Valladolid, Emilio Álvarez.

Para Reyes Maroto, “el sector de automoción está inmerso en una auténtica revolución y España tiene las condiciones para liderar la movilidad del futuro, que será más sostenible, digital y segura. Para abordar esta transformación desde el Gobierno hemos impulsado un PERTE que garantiza la resiliencia de de la industria del automóvil a través del impulso de la inversión industrial, que va a permitir a España posicionarse como plataforma mundial en la producción de vehículos de nulas emisiones de CO2 y en la fabricación de elementos clave para clave para esos vehículos, como las baterías o el hidrogeno renovable”.

Según ha señalado la ministra Maroto, “los ambiciosos objetivos de este PERTE requieren una gobernanza que integre la colaboración público-privada para contar con la participación de todos los actores relevantes. Además, se garantizará un diálogo permanente mediante la creación de la Alianza para el vehículo eléctrico y conectado”.

La responsable de Industria ha destacado el potencial con el que cuenta Castilla y León para el desarrollo de alianzas estratégicas que marcarán la movilidad del futuro. "Necesitamos garantizar que la cadena industrial de la nueva movilidad se desarrolla en España y, en este sentido, Castilla y León cuenta con una enorme fortaleza al tener un ecosistema único donde están representadas las plantas de fabricación de automóviles, que producen el 20% de los vehículos que se fabrican en España, y un parque de proveedores de automoción y de fabricación de componentes que engloba a las principales empresas mundiales”.

Por su parte, la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, destacó que parte de la tarea de su ministerio es “prever qué necesidades tendrán en el futuro la sociedad, el mercado y la industria para después identificar las tecnologías que puedan cubrir esas necesidades y apoyar su desarrollo”. Este es el objetivo del Programa Tecnológico en Automoción Sostenible, un plan que contempla 40 millones de euros en subvenciones para impulsar las tecnologías que permitan a la industria española del automóvil adaptarse a las necesidades de un mundo sin emisiones de CO2.

“El ministerio de ciencia e innovación va a estimular la ciencia y las tecnologías con las que construiremos la economía del futuro”, ha afirmado Morant. “La I+D es una política transversal en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia”, ha continuado la Ministra de Ciencia e Innovación, que ha explicado que “esta labor de soporte científico y tecnológico también se llevará a cabo en otros PERTES diseñados para transformar nuestra economía y construir una sociedad más sana, más verde y más justa, como el de medicina personalizada, el de hidrógeno verde o cualquiera que requiera de importantes innovaciones”.

El Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), adscrito al Ministerio de Ciencia e Innovación, ha lanzado la convocatoria 2021 del Programa Tecnológico de Automoción Sostenible (PTAS), que destinará un presupuesto de 40 millones de euros a apoyar proyectos estratégicos de I+D relacionados con la movilidad sostenible y la transición al vehículo cero emisiones y conectado.

De esta manera, la convocatoria se encuentra incluida entre las actuaciones previstas en el PERTE. Los proyectos que opten a este programa deberán responder a uno de los siguientes retos tecnológicos: desarrollo de componentes y plataformas para vehículos eléctricos, híbridos enchufables y propulsados por hidrógeno; conducción autónoma y movilidad conectada y adaptación de los entornos productivos con sistemas seguros y robustos para la interacción persona-máquina en el entorno fabril inteligente, dirigido a la fabricación de componentes y sistemas para el vehículo eléctrico, híbrido enchufable y propulsado por hidrógeno.

Alianza para el vehículo eléctrico y conectado

Esta Alianza, según establece la estructura del PERTE, estará presidida por la titular del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, e integrará al grupo de trabajo interministerial y a la Mesa de la Automoción. Por otra parte, la vicepresidencia de dicha Alianza recaerá en una persona de reconocido prestigio en el sector, nombrada por el Grupo de trabajo interministerial, que tendrá como función esencial, el impulso y promoción entre los actores implicados, públicos y privados, del PERTE VEC.

Con un enorme potencial económico, laboral y de competitividad, que incide en la nueva movilidad urbana y metropolitana, la cadena de valor industrial, la electrificación del transporte y la innovación en la movilidad, el PERTE VEC articulará un conjunto de programas de ayudas públicas que supondrán una inversión histórica del Estado de 4.300 M€, generando un efecto multiplicador en el sector privado hasta alcanzar la cifra de 19.700 M€ que se movilizará para abordar esta transformación.