Notas de prensa

España, Francia, Alemania y Polonia lideran un nuevo impulso a la política industrial europea

Reunión de la 6ª Conferencia de Amigos de la Industria

Industria | 18/12/2018

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha señalado que “España ha vuelto a Europa y quiere impulsar una política industrial más activa y del siglo XXI”

25 países de la UE reclaman a la Comisión mayor ambición de la política industrial europea

La industria emplea en Europa aproximadamente a 32 millones de personas y 30 millones adicionales en sectores auxiliares

Nota de prensa completa [pdf] 178,83 KB

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha firmado hoy, en París, la declaración de Amigos de la Industria que reivindica la industria como motor clave para el crecimiento económico europeo y generación de empleo de calidad.

La ministra Maroto ha propuesto en la reunión una serie de medidas que en España ya están siendo implementadas, y que se inscriben dentro de la España Industrial 2030, como, por ejemplo, el apoyo a la digitalización de las empresas, especialmente las PYMES, rejuvenecimiento de las plantillas, el acceso a la financiación y favorecer la sostenibilidad.

Durante la Conferencia, a la que han asistido los ministros de España, Francia, Alemania y Polonia, se ha debatido sobre los retos a los que se enfrenta el sector industrial europeo.

Los 25 países asistentes han exigido que la futura Comisión que saldrá tras las elecciones de mayo, se comprometa a definir una política industrial más ambiciosa que permita a Europa incrementar el peso de su industria. La ministra declaró que “Europa debe priorizar la política industrial al mismo nivel que las políticas de energía, comercio y cambio climático. En caso contrario, existe el riego de perder competitividad y empleo”.

El documento firmado hoy en París establece como objetivos:

Identificar sectores industriales estratégicos, priorizando los que permitan aumentar la competitividad, luchar contra el cambio climático y favorecer el desarrollo tecnológico. Entre los sectores prioritarios se incluirían las baterías eléctricas, vehículos conectados, semiconductores, ciberseguridad, supercomputadoras, robótica, procesos industriales con bajo contenido de carbono, renovación y construcción de edificios con energía neta nulas.

Movilizar las políticas europeas, tanto financieras como regulatorias, que contribuyen a la competitividad industrial y desarrollar planes de acción específicos en cada una de las cadenas de valor estratégicas identificadas.

Reforzar el papel del Consejo de Competitividad para convertirlo en un verdadero órgano transversal dedicado a dirigir las políticas europeas.

Para dar cumplimiento a estos objetivos, los 25 países firmantes del acuerdo se han comprometido a presentar medidas para fortalecer el sector industrial europeo e incrementar su competitividad internacional.

Entre esas medidas destacan:  Modificar la normativa de Ayudas de Estado para incrementar la inversión en innovación; Apoyar la innovación disruptiva;

Mejorar las políticas de competencia; Fomentar el vehículo eléctrico y  fortalecer el liderazgo europeo en inteligencia artificial.

La ministra Reyes Maroto insistió durante su intervención en el compromiso de España de contribuir con propuestas concretas para que la futura Comisión Europea adopte estos objetivos estratégicos.